Image Alt

Tarta de queso y frambuesa

Tarta de queso y frambuesa

Hola a todos!! Hoy os traigo una de esas recetas, que aunque parece complicada por sus diferentes pasos, merece la pena hacer, y que una vez le hayáis cogido el truco, la querréis hacer una y otra vez, hoy vamos a hacer una tarta de queso y frambuesa. Haremos una base de galleta y mantequilla super sencilla, una tarta de queso clásica y una mermelada natural de frambuesas que esta deliciosa. Además, añadiremos parte de esa mermelada en la tarta para el horneado y nos sobrara una poca para acompañar nuestra tarta una vez hecha o para merendar mientras nuestra tarta se hornea, así que vamos al lio!!!

Ingredientes para un molde de 18 cm de diámetro:

185 gr de galletas (tostadas, digestive o las que más os gusten).

90 gr de mantequilla.

3 huevos.

240 gr de azúcar.

675 gr de queso tipo Philadelphia.

1 cucharadita de vainilla.

1 pizca de sal.

170 gr de frambuesas frescas.

2 cucharadas de azúcar.

ELABORACIÓN:

Lo primero que vamos a hacer es nuestra salsa de frambuesas, para ello trituraremos las frambuesas en un robot o con nuestra batidora o licuadora. Una vez obtengamos la textura que mas nos guste, le añadiremos las 2 cucharadas de azúcar, removemos bien y la dejamos reposar hasta que la utilicemos. Si no os gusta encontraros pepitas o trozos muy grandes de frambuesa, antes de añadir el azúcar, podéis pasar vuestra salsa por un colador, las veces que necesitéis hasta que quede a vuestro gusto. Yo lo he dejado solo triturado y me encanta!!

Ahora vamos con la tarta de queso, lo primero que haremos será forrar nuestro molde con papel de hornear por dentro y con papel de aluminio por fuera ya que el horneado va a ser al baño maría. Ponemos el horno a calentar a 170ºC con calor arriba y abajo.

Comenzamos con nuestra base de galleta, para ello trituramos nuestras galletas en un robot o picadora, o lo hacemos a mano. Derretimos la mantequilla en un bol y la mezclamos con nuestra galleta triturada hasta obtener una pasta que extenderemos por toda la base de nuestro molde. A mi, me gusta subirla también un poquito por los laterales, pero eso ya, es elección vuestra. Cuando lo tengamos, meteremos el molde a la nevera mientras hacemos la masa de la tarta de queso.

En el bol de la batidora, ponemos el queso y el azúcar y mezclamos a velocidad baja lo justo para que los dos ingredientes se integren en una mezcla homogénea, añadimos también la pizca de sal, que intensificara los sabores y la vainilla. A continuación, añadimos los huevos, de uno en uno y sin añadir el siguiente hasta que el anterior este totalmente integrado, seguiremos a velocidad baja para evitar que entre aire en nuestra masa. Una vez que lo tengamos, añadiremos la mezcla a nuestro molde con la base de galleta.

Cuando la tengamos, añadiremos cucharadas de nuestra salsa de frambuesas encima, esto ya es un poco a gustos, podéis añadir solo unas pocas cucharaditas o si queréis notar mucho los dos sabores intensos y juntos, añadir salsa de tal manera que creéis una nueva capa. Una vez lo tengáis, mezclarla un poquito con una espátula para que se integre bien a la capa mas superior de la tarta de queso.

Es hora de introducir nuestra tarta de queso y frambuesa en el horno, sobre una bandeja con agua, hornearemos durante 60 minutos, o hasta que los borde de nuestra tarta estén ligeramente dorados, y secos, pero nuestro centro aun este un poco húmedo y «baile».

Pasado el tiempo, sacamos del horno con mucho cuidado, la colocamos sobre una rejilla para que se enfríe y pasamos una espátula por los laterales para que se despegue del molde y pierda tensión, así conseguiremos que no se agriete mientras se enfría.

Esta tarta de queso y frambuesa, al igual que cualquier tarta de queso simple o combinada es mejor tenerla en la nevera unas 6 horas o toda la noche sin desmoldar para que se asiente, coja firmeza y los sabores se intensifiquen.

Una vez pasado ese tiempo, la podréis desmoldar sin problemas, servirla acompañada de un poco de la salsa de frambuesa que os haya sobrado, o con chocolate o con nata o con lo que más os guste, esta deliciosa con todo, os lo prometo!! Espero que disfrutéis de ella, tanto haciéndola como comiéndola y que me contéis que os ha parecido!!

Hola!! Me llamo Miriam y soy adicta a la repostería, aunque en su mayoría soy quien la cocina y no quien se la come, jajaja. Quédate conmigo si quieres aprender un montón de trucos y cocinar de manera fácil y creativa tus propios postres. Lo vamos a pasar genial!!

Introduce tu comentario